capçalera
  inicio . català . english . deutsch . italiano . français
mapa web . créditos  
menu_topmenu_topmenu_topmenu_topmenu_topmenu_topmenu_topmenu_topmenu_topmenu_top
obras árbol ejemplifical
 Plurilingüismo
 Llull y la lengua catalana
 Difusión y conservación
 Libro de contemplación
 Libro del gentil
 Libro de la orden de caballería
 Doctrina pueril
 Libro de Evast y Blaquerna
 Libro de amigo y amado
 Arte demostrativa
 Libro de maravillas
 Libro de las bestias
 Desconsuelo (Desconhort)
 Árbol de ciencia
 Árbol ejemplifical
 Canto de Ramón
 Retórica nueva
 Lógica nueva
 Liber de fine
 Arte breve
 Fantástico
 Arte abreviada de predicación


El decimoquinto árbol del Árbol de ciencia tiene una función complementaria en relación con los catorce primeros, que despliegan, de acuerdo con el Arte, los contenidos enciclopédicos propios del siglo xiii. La función del Árbol ejemplifical es dotar a la ciencia de una dimensión literaria que la haga apta para la divulgación, de una manera amena y lúdica. Ramón dice expresamente que busca la amistad de las gentes que leerán su libro. Llull también relaciona claramente aquí la divulgación con la predicación: los sermones sobre la doctrina se podrán enriquecer provechosamente de materiales didácticos gracias a los ejemplos del Árbol ejemplifical. No estamos ante un repertorio cerrado de historias, proverbios, imágenes y sentencias, sino de un artefacto intelectual que nos ha de enseñar a producir este tipo de recursos a partir de los datos del saber universal.

El Árbol ejemplifical consta, como los otros del Árbol de ciencia, de raíces, tronco, ramas, ramos, flores, hojas y frutos, pero cada una de las partes de este septenario no se aplica exhaustivamente a los catorce árboles precedentes. Así, las raíces reúnen dieciocho ‘recontaments’, es decir, historietas morales relacionadas con los cuatro elementos y los principios generales del Arte, donde Llull se sirve ampliamente de la personificación. En cambio, el tronco está constituido por catorce series de proverbios aplicables a todos los árboles. En las ramas encontramos quince ejemplos también relacionados con los árboles anteriores, mientras que los ramos hacen lo mismo combinando narraciones y proverbios. Las hojas ofrecen catorce ejemplos que relacionan los accidentes aristotélicos con los contenidos de los tres árboles previos. Las flores presentan diecisiete series de proverbios y los frutos, catorce ejemplos. El último de todos explica cuál es la finalidad de la acumulación de saber: preparar el espíritu para la elevación a la contemplación de Dios.

El tratamiento de las formas literarias breves en el Árbol ejemplifical es la propuesta más innovadora, sorprendente y estimulante de la ‘nueva’ literatura de Ramón Llull.

enllaç UB Centre de Documentació Ramon Llull